De acuerdo con un estudio realizado por Masahiko Nakamura, de la Universidad de Kitasato en Japón, el besar a mascotas podría aumentar la propensión a desarrollar tumores estomacales; esto se debe a la presencia de una bacteria patógena, Helicobacter Heilmanni, en la saliva y heces fecales de perros y gatos.

 

Por otra parte, la investigación también arrojó que el 60% de las mascotas que participaron en el protocolo mostraron la presencia de esta bacteria, por lo que sin saberlo, tu “mejor amigo” podría estarte causando un daño de salud sin que lo sepas.

 

No es la primera vez que investigadores alertan sobre esta situación. Hace ya algunos años, un estudio en Alemania advirtió a propietarios de mascotas que el mostrar su cariño y afección con besos podría acarrear graves consecuencias en la salud.

 

Nakamura señaló que esto no significa dejar de mostrar afecto a las mascotas e instó a mostrar todo el cariño a los animales con formas que no pongan en riesgo la integridad.

Texto publicado originalmente por: Adn40