De paso el gobernador anuncia la regulación de los albergues para adictos

Martín Gutiérrez/@martinreportero

Tras el asesinato de una persona que estaba internada en un albergue para adictos en el municipio de Tepeaca y cuyo cuerpo fue depositado afuera de este lugar, el gobernador Luis Miguel Barbosa anunció la pronta detención de los responsables.

Además , también adelantó que ya tiene en su escritorio más de 83 lineamientos para regular estos albergues, conocidos genéricamente como “ anexos”.

El mandatario afirmó que dichos anexos se han convertido en centros de drogadicción y escondite de delincuentes y urge entonces poner mano dura con reglamentar el funcionamiento de los mismos.

Para ello pidió tanto a la Consejería Jurídica como a la subsecretaria de Derechos Humanos redactaran dichos lineamientos para convertirlos en un reglamento que será supervisado por la DPRIS.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA