Munchies

Son tiempos raros y difíciles. Todos los días desafío mi concepto de normalidad, un hecho básico que recuerdo al digerir las noticias del día. Un buen ejemplo es esta noticia sobre los disturbios por la Nutella.

La semana pasada, la cadena francesa de supermercados Intermarché decidió rebajar un 70 por ciento los precios de los frascos de Nutella, la adorada mezcla de avellana y aceite de palma de chocolate de Ferrero, como parte de una promoción. Un descuento totalmente inofensivo.

Sin embargo, el capitalismo nos hace volubles e insensatos: según informó el viernes el Washington Post, esta caída en el precio de €4.50 (aproximadamente $100 pesos) a €1.41 (aproximadamente $32 pesos), generó algunos problemas en varias sucursales de Intermarché en todo el país. Estas escenas tienen un sonido tan espeluznante que hacen que Walmart en el Buen Fin sea nada.

 

Un empleado que trabaja en una sucursal de Intermarché en Forbach, una ciudad situada al noreste de Francia le dijo a la Agence France-Presse: “fue como una orgía”, y agregó que el caos casi lo hace llamar a la policía.

Otro usuario de Twitter, @kennyLebon, grabó una escena de caos total y desenfrenado publicado en Twitter el jueves. (No le respondió de inmediato a MUNCHIES, así que no está claro exactamente en qué lugar de Francia sucedió). Es un video que muestra a los clientes gritando, recogiendo frascos del suelo y la cámara se mueve con tanto vigor que de alguna manera tu vértigo se intensifica. (“Esto no es normal”, dice una mujer en el fondo) Pues claro que no lo es.

“¡¿En serio?! ¡¿Todo esto por Nutella?!”, fue el título de su tweet. Kenny, ¡ya sé, yo tampoco lo puedo creer!

No se sabe cuál fue el alcance de estos disturbios, aunque el The Post y otrosmedios afirman que están sucediendo en todo el país. Intermarché no respondió a la solicitud inmediata de MUNCHIES el viernes con respecto a la cantidad de peleas en las sucursales, o sobre lo que motivó a la cadena a hacer la promoción.

La sucursal francesa de Ferrero emitió un severo comunicado el jueves a través de Twitter exigiendo que Intermarché restablezca el orden y vuelva a subir los precios. “Lamentamos las consecuencias de esta operación, que crea confusión y desilusión en las mentes de los clientes”, se lee en el comunicado.