Redacción

Volverán a girar las manecillas del reloj de El Gallito y, en Palacio Municipal, también se recuperó el sentido del tiempo; tras meses de restauración y mantenimiento estos dos hitos históricos de la capital poblana nuevamente darán la hora.

Fue “Relojes Centenario” –por conducto de la Secretaría de Administración y Tecnologías de la Información– la empresa encargada del cuidado y restauración de estos sistemas de origen francés, lo cuales tienen más de 100 años marcando el paso de la historia en el Municipio.

Así, manos especializadas en el rubro –y originarias de Zacatlán— brindaron un servicio de primer nivel en el cambio de flechas, ejes, bujes, papelotes y sinfines.

También trabajaron en la sincronización de cuartos de hora y horas, así como en la actualización del sistema a uno mecatrónico, por lo que ahora ambos relojes entrarán en horario de verano o invierno de manera automática y, en caso de un apagón, la puesta en tiempo dejará de ser manual.

Es así como en Palacio Municipal la reinstalación de este mecanismo concluyó la tarde de este viernes 27 de mayo, mientras que, en El Gallito, las labores terminarán el día de mañana, alrededor del mediodía.