· Medida extrema sin consensar con internos

Martín Gutiérrez/@martinreportero

Mientras el gobierno del estado sugirió reducir el número de visitas de familiares a internos de los Centros de Readaptación Social en el estado, el ayuntamiento de Huejotzingo se fue al extremo de suspender dichas visitas , sin el consenso de los reclusos.

De manera errónea, el ayuntamiento de Angélica Alvarado interpreto disposiciones del gobierno del estado, pues en el caso del CERESO de San Miguel se reducen las visitas a los días sábados y domingos pero no se suspenden.

El comunicado del ayuntamiento de Huejotzingo dice: “ En apego a disposiciones emitidas por el Gobierno de Puebla, ante la contingencia sanitaria por el Covid 19, el Centro de Reinserción Social de Huejotzingo, suspende temporalmente las visitas a las personas privadas de la libertad. Cabe señalar que los internos se encuentran en buen estado de salud”.

La medida convierte a este reclusorio en una olla de presión al aislar más a los internos quienes no podrán ver a sus familias.