Quien avaló dicha acción fue la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Por: Jesús Ignacio Badillo López

El encargado de este planteamiento fue Eduardo Medina Mora, quien destacó lo siguiente: “implícitamente genera una violación del principio de igualdad porque a partir de este propósito se da un trato diferenciado a parejas homosexuales respecto a las heterosexuales, al excluir de la posibilidad de contraer matrimonio a personas del mismo sexo”

Con esta decisión las personas del mismo sexo que quieran contraer matrimonio ya no tendrán que enfrentar diversos “problemas” y trámites.