Este lunes 26 de junio llegó a Puebla el Autobús de la Libertad, que promueve a la familia tradicional y el derecho de que los padres eduquen a sus hijos de acuerdo a sus convicciones morales y religiosas.

Bajo el logan “Dejen a los niños en paz” y “Con mis niños no se metan”, el Frete Nacional por la Familia llegó con su polémico vehículo a la Angelópolis a fin de exigir la educación libre de ideologías de género en las escuelas.

La caravana recorrerá algunas escuelas de la ciudad para promover a la familia tradicional.

El mensaje del Autobús de la Libertad, que ya visitó algunas las entidades como Veracruz, Campeche y Quintana Roo, no ha sido bien recibido por la comunidad LGBTTTI ya que consideran que atenta contra los derechos a la diversidad sexual.

Los primeros altercados

El paso del Autobús de la Libertad no ha quedado excento de altercados con los colectivos LGBTTTI poblanos, que han impedido en más de una ocasión, el paso del vehículo.

Con pancartas que remiten mensajes como “no más odio “justificado””, se han dado enfrentamientos verbales por el mensaje que acompaña el paso del autobús.

Entre protestas, se va el Autobús de la Libertad

El Autobús de la Libertad dejó Puebla en medio de protestas, luego de se pintado y recibir huevazos por parte de los inconformes, quienes demandaron que no se propagara un mensaje a favor de la familia tradicional.

 

 

 

Con información de: El Popular

Fotografías: Karen Rojas