Audi planea fabricar en Puebla el modelo A3. La armadora alemana proyecta ensamblar en una segunda planta de San José Chiapa este automóvil de lujo, anunció Belbin Ventura Ordóñez, representante de Planning Production en Audi de México.

La SUV (vehículo utilitario deportivo, por sus siglas en inglés) Q5 no será el único coche de Audi ‘made in’ Puebla. Ventura Ordóñez desveló ayer a El Sol de Puebla que la armadora contempla la manufactura del A3, un auto compacto de líneas deportivas.

“Los planes es que quizá en un futuro traer la producción del A3, el modelo es más compacto, no es un SUV como la Q5, pero se tiene la expectativa de generar una ‘planta espejo’ allí en San José Chiapa para la producción de este automóvil”, explicó en entrevista, tras participar en el Congreso Galilei organizado por la Universidad Anáhuac campus Puebla.

El ingeniero descartó, sin embargo, que la planta de San José Chiapa pudiera producir el modelo Q6, como había aventurado la delegación poblana de la Secretaría de Economía (SE) en un informe de 2015. “No se tiene esperado”, refirió.

Con un precio inicial de 389 mil 900 pesos, Audi comercializa ya en México el modelo importado A3. “El nuevo Audi A3 se encuentra inspirado en el futuro, ahora con un diseño más deportivo”, presume la compañía de cuatro aros a través de su página web. “Equipado con motores más potentes 1.4 TFSI de 150hp y 2.0 TFSI 190hp y sistema Start & Stop, cuenta también con faros Matrix LED”.

FABRICARÁ AUDI VERSIÓN HÍBRIDA DE Q5

El presidente del Consejo de Dirección de Audi, Rupert Stadler, confirmó ayer que la planta poblana de San José Chiapa producirá la versión híbrida de la camioneta Q5, hito que se enmarca en la estrategia de la empresa de lanzar al mercado modelos menos contaminantes.

“Nuestra planta más joven –ubicada en Norteamérica– está ahora preparándose para la producción de la versión híbrida de la Q5”, explicó ayer en la conferencia anual de la marca con medios de comunicación. “El Audi Q5 e – tron pronto estará manejando las mismas líneas de montaje que las versiones de gasolina y diésel”.

Audi se toma en serio, insistió Stadler, su meta de reducir progresivamente las emisiones de sus vehículos hasta cero. “Nuestra movilidad en el futuro será libre de emisiones”, refirió. “Aproximadamente en la mitad de la siguiente década uno de cada tres coches Audi vendidos a nuestros clientes será parcial o totalmente eléctrico”.

 

Con información de: Carolina Vega/El Sol de Puebla