Hace unos días se reportó la captura de Philipp Budeikin, quien es acusado de ser el creador del juego de la Ballena Azul, el cual habría causado la muerte de al menos dos chicas rusas.

El joven de 21 años y de origen ruso aceptó ante las autoridades ser el creador del juego, pero además hizo revelaciones que a muchos dejo fríos.

“Sí, realmente lo hice. Murieron felices. Les di lo que no tienen en la vida real: calidez, comprensión y comunicación”, dijo Budeikin.

El joven explicó el motivo que llevó a varios adolescentes a cumplir las misiones que él enviaba por medio de redes sociales a altas horas de la noche.

“Si se viola el régimen (de sueño: acostarse a las 21 y levantarse a las 8), la mente se vuelve más accesible a la acción”, expresó.

Philipp aseguró que recibió cientos de solicitudes de personas que estaban dispuestas a suicidarse y confesó que era él quien elegía a la persona a la que llevaría poco a poco a su muerte asegurando que ellos sólo son residuos biodegradables.

“Ellos (los del segundo grupo) son los que no tienen ningún valor para la sociedad y solo le harán daño a ella. Estaba limpiando la sociedad de tales personas”, declaró Philipp.

Según las autoridades hasta el momento van 17 personas que perdieron la vida por seguir las indicaciones del reto creado por Budeikin y es por eso que tendrá que enfrentar a la justicia, ya que se dice promovió ocho grupos de suicidas desde el 2013 a la fecha.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: e-consulta