Pese a millonarias inversiones para su saneamiento el afluente mantiene elementos considerados peligrosos para la salud humana

A pesar de las inversiones millonarias que han realizado los Gobiernos con recursos públicos, el Río Atoyac mantiene su cauce contaminado con elementos considerados cancerígenos por su grado de peligrosidad a la salud humana: cadmio, cloroformo, cloruro de vinilo o cromo, que provienen de las descargas de aguas residuales, tanto industriales como municipales, que no reciben tratamiento adecuado.

A lo largo de la cuenca se encuentran 22 municipios del lado de Puebla, donde 2.3 millones de personas están en riesgo por la contaminación porque de las 25 plantas de tratamiento de aguas residuales 13 no funcionan, de acuerdo con los últimos datos oficiales e información de organizaciones como Fray Julián Garcés y Dale la Cara al Atoyac.

Fuente: https://www.elsoldepuebla.com.mx/local/atoyac-el-rio-del-cancer-puebla-salud-saneamiento-cadmio-cloroformo-cloruro-de-vinilo-cromo-descargas-residuales-ecologia-ambiente-3292014.html