Ignacio Badillo

La tarde de este lunes, vecinos del municipio de Tepeaca reportaron el hallazgo de un cadáver cerca de la carretera federal Puebla-Tehuacán, por ello, al lugar arribaron elementos de la Policía Estatal, quienes confirmaron el hallazgo y dieron parte a la Fiscalía General del Estado para realizar el levantamiento del cuerpo. Fueron los elementos de dicha dependencia quienes determinaron que los rasgos del cadáver guardaban relación con un joven veracruzano desaparecido desde el pasado sábado. Ante el hallazgo, realizaron una llamada a los padres de la víctima, quienes confirmaron que se trataba de su hijo, Rodolfo Iván Morales, de 24 años, mismo que había desaparecido desde el pasado sábado por la tarde; de acuerdo con la familia del hoy occiso, éste se había comunicado con ellos cuando se encontraba en inmediaciones de Plaza Loreto, pero, después de la llamada, ya no supieron más de él. Por ello, acudieron a las instancias correspondientes para denunciar su desaparición, por lo que se abrió la carpeta de investigación 13413/2018/ZC, además de realizar una intensa campaña en Redes Sociales para saber su ubicación y estado. Sin embargo, la tarde de este lunes, los padres de Rodolfo fueron citados en el Anfiteatro de Tepeaca para identificar el cadáver de alguien que cumplía con las características de su hijo. El cadáver presentaba diversos golpes e impactos de bala y, tras identificarlo, los familiares iniciaron con los trámites necesarios para trasladar el cuerpo hasta Tuxpan, Veracruz, para velar el cuerpo en su hogar. Se sabe que el hoy occiso laboraba en la maquiladora Apolo Textil y era egresado del Instituto Tecnológico Cerro Azul, además, dentro de los datos agregados a la carpeta de investigación que rodea el caso, se sabe que los plagiarios y asesinos de Rodolfo habrían realizado diversos movimientos con las tarjetas bancarias de su víctima, retirando dos mil 700 pesos en Amozoc. De manera extraoficial, se sabe que los padres de Rodolfo habrían recibido una llamada para solicitar una cantidad económica a cambio de la liberación de su hijo, sin embargo, dicha versión no ha sido confirmada por las autoridades. Este caso, se suma al reciente asesinato de Arturo Castagné, otro joven veracruzano que, recientemente, también fue asesinado a las afueras del hotel Camino Real de esta ciudad capital, dando como resultado, dos jóvenes ‘jarochos’ asesinados en fechas cercanas.