Autoridades de Los Ángeles, enjuician a un hombre que, junto con pareja, torturó y asesinó al hijo de la última porque “creían que era gay”. Los hechos, han desatado una ola de indignación en California, estado que esta semana reconoció la existencia de un tercer género no binario.

 

Isauro Aguirre, identificado como el principal agresor, había reconocido haber asesinado al pequeño de ocho años; sin embargo, la Corte y las investigaciones aseguran que antes de dispararle al menor, Aguirre lo golpeó despiadadamente con un bat y lo aterrorizó a niveles insospechados.

 

La madre del menor, quien también participó en los actos de tortura en contra de su propio hijo, será también enjuiciada por haber privado de alimentos al pequeño como “castigo”.

 

Aunque los hechos ocurrieron desde 2013, la investigación fue reabierta para tratar de esclarecer los supuestos actos de tortura en contra del ahora occiso menor.

Texto publicado originalmente por: Adn40