Había sido secuestrada por un grupo de sujetos que pretendía pedir rescate por ella

Exclusivas Puebla

Una vez más, Puebla se convierte en el escenario de una desgarradora historia, luego de que se confirmara la muerte de una menor, de tan sólo 6 años, se trata de Flor Itzel Cruz Aureles, quien fue reportada como desaparecida desde el pasado 23 de octubre en el municipio de Chiconcuautla, de la Sierra Nororiental de Puebla. Se presume, que sujetos desconocidos la sustrajeron el pasado martes de su casa, pues pretendían pedir rescate por ella, según una de las primeras versiones que se manejaron de este atroz crimen, el cual aumenta la cifra de feminicidios que se reportan en la entidad poblana Fue la noche de ese mismo martes que desapareció la menor, cuando los familiares y amigos salieron en su búsqueda, pues de acuerdo con la madre, en una primera declaración a las autoridades que ya investigan el caso, Flor Itzel no había asistido a la escuela porque se sentía mal de su estomaguito. Sin embargo, pasado el mediodía, la menor ya había desaparecido de su casa, pues su madre empezó desesperadamente a buscarla sin poderla encontrar, llamando a amigos o familiares cercanos a su vivienda, para saber si se había salido y se había ido con ellos, pero la respuesta en todos los casos fue negativa. Por estos hechos, las autoridades procedieron activar hasta el día siguiente la Alerta Amber, cuando los padres presentaron la denuncia correspondiente, con el fin de que se activaran todos los protocolos necesarios para dar con el paradero de esta criatura, que no se sabía dónde estaba. Horas más tardes, ya circulaba la versión de que sujetos desconocidos ingresaron a su casa para sustraerla, sin que lo notara la familia, con el fin primordial de pedir un rescate por ella más adelante, el cual nunca llegó.

Sobre esta versión de los hechos, se rumoraba de manera insistente en que las autoridades ya tenían al menos a dos personas detenidas, pero no fue sino hasta este jueves, cuando eso fue confirmado por la misma fiscalía a través de un comunicado de prensa. Sin embargo, la tragedia se hizo presente, cuando su cuerpo fue hallado la madrugada de ayer jueves al fondo de una barranca en la misma zona de Chinconcuautla, y hasta hay versiones de que sus supuestos secuestradores, la habrían privado de la vida de un disparo en la cabeza, y después se deshicieron de su cuerpo, arrojándolo a esa barranca. Hasta ahora se desconoce la mecánica del suceso, así como el verdadero móvil de este atroz crimen, luego de que ha trascendido, que nunca se pidió rescate por la menor, situación que podría tratarse, incluso, de una venganza entre familiares. De acuerdo con el boletín de la propia Fiscalía General del Estado (FGE), la citada dependencia realiza actos y técnicas de investigación con motivo del hallazgo del cuerpo sin vida de Flor Itzel N., de 6 años, en un paraje ubicado a unos minutos de su domicilio en el municipio de Chiconcuautla. Inicialmente se activó Alerta Amber debido a que se reportó su no localización. A partir de ese momento, se pusieron en marcha las acciones pertinentes, como lo marca el protocolo, es lo que reza el documento oficial. Una vez que se conoció el fallecimiento de la menor, la Fiscalía de Investigación Regional inició el procesamiento de la escena del crimen, donde se recabaron indicios. Asimismo, se trabaja para recabar testimonios e información que coadyuven al esclarecimiento de los hechos. Finalmente, las autoridades puntualizaron que derivado de lo anterior, ayer jueves aseguraron a dos personas, quienes presuntamente están vinculadas con el ilícito, por lo que fueron puestas a disposición del agente del Ministerio Público, autoridad que dará seguimiento al desahogo de las diligencias.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA