La tarde del  27 de septiembre un chófer del transporte público del municipio de Huauchinango fue asesinado de 17 puñaladas.

Los hechos ocurrieron sobre el camino que va a Las Colonias de Hidalgo y la ranchería de Tlachichila, pertenecientes al municipio antes mencionado. Ahí fue cuando el chofer, identificado como Adán Ortiz Patiño, de 33 años de edad, fue ultimado sin que hasta el momento se conozca el móvil del crimen.

Según el parte oficial, el dinero de la cuenta del día se encontraba en el tablero del vehículo, pero no indica si al momento de ocurrir la agresión llevara pasaje.

El padre del chófer, Adán Ortiz Patiño, de 57 años de edad, fue quien tuvo que reconocer el cadáver.

Texto publicado originalmente por:Periódico Central