Staff Exclusivas Puebla

El Cabildo de Puebla aprobó por unanimidad la norma técnica para la protección, preservación y conservación de los parques Benito Juárez y Miguel Bravo conocido como “Paseo Bravo”.

En el uso de la palabra, la regidora y presidenta de la Comisión de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Myriam Arabián Couttolenc, puntualizó que la intención es que el Ayuntamiento de Puebla tome el control de ambos espacios para beneficio de todos los ciudadanos.

Además, la cabildante panista subrayó que también es necesario evitar la vendimia y daño estructural de los parques en cuestión, una vez que actualmente están descuidados y con la presencia de vendedores de todo tipo.

Incluso, acotó que la Gerencia del Centro Histórico y Patrimonio Cultural será la encargada de emitir la factibilidad respecto a qué actividades serán permitidas, tal y como actualmente sucede en el zócalo de Puebla.

La integrante del Cuerpo Edilicio se pronunció a favor de destinar un encargado cuya labor sea vigilar que se cumpla lo que la norma establece, especialmente que los comerciantes que establecen cumplan con los lineamientos correspondientes, a fin de crear un espacio de armonía, convivencia y amigable.

“Por alguna razón cuando hay un espacio público la gente piensa que se puede instalar, vender y hacer lo que quiera. En realidad el espacio es de todos porque es público. Por ello, debe haber normas y reglas muy claras para establecer que sí podemos hacer y que no, quién autoriza y la responsabilidad”, dijo.

Por su parte, el presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, instruyó al titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad para que junto con Infraestructura se dé paso al rescate integral de ambos espacios.

“Hemos trabajado mucho en el concepto de construir una ciudad más ordenada, más segura, más limpia y más humana. Estamos convencidos que cuando las ciudades crecen de manera extendida la calidad de vida de las familias se va deteriorando. El caos y desorden promueve ciudades que crecen sin una brújula”, destacó.