El Estadio Jalisco, el primero en ser vetado por gritos homofóbicos

Agencias

Tras el primer veto a un estadio como consecuencia del grito homofóbico, como sucederá con el Estadio Jalisco para el próximo partido del Atlas como local, un comediante lanzó una iniciativa para que el futbol mexicano realmente impulse el respeto a la comunidad LGBT. El viernes pasado, el partido entre Atlas y Puebla se suspendió unos minutos por la reaparición del “¡eees puto!” y así los Zorros tendrán que jugar a puerta cerrada su siguiente encuentro como local, como sanción de la Liga MX. Así, la campaña lanzada por Pavlo González, oriundo de Guadalajara, toma en cuenta las realizadas a favor de la diversidad sexual que se hacen en Ligas como la NFL, NBA, MLS o Premier League. Desde 2016, la Federación Mexicana de Futbol lanzó una campaña de nombre “Abrazados por el futbol”, con la que ha pretendido erradicar el grito y que promueve la no discriminación. Sin embargo, González consideró que ello no significa un verdadero compromiso para apoyar a la comunidad gay del país.