Uno de los principios universales de la Benemérita Cruz Roja es ser una institución humanitaria, y bajo esa premisa, la Delegación Puebla trabaja por llevar auxilio, atención médica e integración social, así como arte y cultura a la población local, por eso, el 2 de mayo presentará a Plácido Domingo en un concierto extraordinario.

Así lo explicó a Notimex el titular de la Cruz Roja en esa entidad, José Manuel Cervantes Jiménez, al informar que cuando se planteó la conveniencia y oportunidad de llevar a los poblanos un espectáculo de talla internacional, con un perfil artístico, cultural y altruista, de inmediato se pensó en el tenor Plácido Domingo (Madrid, 1941).

Durante los sismos que flagelaron a la Ciudad de México la mañana del 19 de septiembre de 1985, con réplica la tarde del día siguiente, el cantante y director de orquesta auxilió, con sus propias manos, en las duras labores de rescate en el Conjunto Urbano “Presidente Adolfo López Mateos” de Nonoalco Tlatelolco.

Por ser el objetivo central de la Cruz Roja salvar vidas, añadió Cervantes Jiménez, luego de cubrir los gastos de operación y logística, el total de lo que se recaude en taquilla será donado íntegramente a la institución, para la puesta en marcha de dos proyectos urgentes que vendrán a robustecer sus labores a favor de quien, sin distingo alguno, las necesite. Uno es la construcción del nuevo edificio para la Delegación en Atlixco, donde el alcalde presidente municipal acaba de donar el terreno.

La actual sede tiene 84 años y está en el centro de ese municipio catalogado como Pueblo Mágico; ahora es complicado atender los llamados de emergencia, por su céntrica ubicación y la cantidad de turistas que llega.

El otro es en Ciudad Serdán, municipio que hace frontera con el Estado de Veracruz, muy cerca del volcán Pico de Orizaba. “Ahí el problema nace cuando los migrantes que viajan desde Centroamérica en ‘La Bestia’ frecuentemente sufren accidentes que son atendidos por la Cruz Roja.

La idea es construir una clínica ahí, donde actualmente no hay”, indicó. Son dos proyectos similares en términos de tamaño, lo que implica la necesidad de buscar recursos económicos. “No sabemos cuánto dinero vamos a obtener del concierto, lo cierto es que será ocupado íntegramente para ambos proyectos”, destacó el entrevistado, quien habló de la construcción de las nuevas sedes, equipamiento, ambulancias y otras cosas.

Por otro lado, dejó ver que el plan de acción dela Cruz Roja se centra en tres ejes, que son las áreas de socorro (rescate, ambulancias, caninos,…), de salud (clínicas, hospitales,…), e inclusión, lo que implica detectar zonas donde hay desintegración social por pérdida de valores, para llevar manifestaciones artísticas y culturales a la población en esa situación.

En ese rubro, los voluntarios, las damas y los veteranos, diseñan, imparten y promueven desde campañas de alfabetización hasta clases y talleres de arte, por ejemplo, de pintura, y desde luego, en su calidad de delegado, el entrevistado incursiona ahora en grandes eventos, como el que está en puerta a cargo del tenor internacional Plácido Domingo.

Sobre el programa que interpretará, indicó ignorar qué piezas lo integrarán y que está a la espera de que el equipo del tenor se lo envíe para proceder a la impresión, pero adelantó que habrá fragmentos de ópera, zarzuelas, y terminará con una verbena popular a base de algunas de las más hermosas páginas del cancionero popular mexicano, como es su estilo.

Lo anterior, mencionó José Manuel Cervantes Jiménez, dará a los asistentes oportunidad de disfrutar e incluso cantar, sea amante del canto lírico o no. En lo personal, al delegado le agradaría que Plácido Domingo cerrara su concierto extraordinario, acompañado por el público, el himno musical de la entidad, “Qué chula es Puebla”, de Rafael Hernández. Detalló que el recital tendrá lugar el próximo 2 de mayo a las 20:00 horas en el estadio “Hermanos Serdán” de la capital poblana, cuyo aforo soporta 15 mil 500 espectadores, aunque de manera conservadora se espera una asistencia de 15 mil asistentes cuyo óbolo, donativo, aportación o pago de boleto de entrada, ayudará mucho.

El puesto de Delegado Estatal, como todos los demás existentes en el organigrama de la Cruz Roja, es honorario, lo que significa que Cervantes Jiménez no percibe sueldo alguno por su desempeño. ¿Qué lo motiva a cumplir y hacer cumplir con la filosofía humanitaria de la institución en lo asistencial, médico e incluyente? “Hacer el bien, sin mirar a quien”.

En octubre próximo, el entrevistado concluirá su tercer periodo al frente de la Cruz Roja Delegación Puebla. Cada ciclo es de dos años y siempre existe posibilidad de reelección, aunque aún no determina si irá por un cuarto episodio. Lo que sí tiene claro, es que va a dejar una institución más sólida y fuerte, con una mejor y mayor infraestructura física.

 

Texto publicado originalmente en: 20 Minutos