Mateo Reyes fue amenazado por funcionarios del PRD y de seguridad de San Lázaro por fotografiar oficinas que están desalojando con motivo del cierre de la LXIII Legislatura

Huffignton Post/Excélsior

El fotógrafo de Excélsior, Mateo Reyes, fue amenazado por funcionarios administrativos del PRD y de seguridad de la Cámara de Diputados por fotografiar oficinas que están desalojando con motivo del cierre de la LXIII Legislatura. Grupo Imagen dio a conocer que los diputados federales afinan los últimos detalles para entregar oficinas, comisiones y órganos de gobierno y que cualquier omisión podrá ser causa de investigaciones por parte de la Contraloría, incluso sanciones. Ante ello, el fotógrafo sacó imágenes de los preparativos de entrega-recepción en las oficinas del PRD, ubicadas en el tercer piso del edificio B de la Cámara de Diputados. La coordinadora administrativa de la bancada, Beatriz Climaco Ortega retuvo a Mateo Reyes y a dos camarógrafos, de otros, a quienes exigió borrar las imágenes. Por 45 minutos aproximadamente, fueron retenidos los representantes de los medios de comunicación, por personal del PRD y de seguridad de San Lázaro y los amenazaron con llevarlos al Ministerio Público. El fotógrafo tuvo que borrar las imágenes para que lo liberaran. Sin embargo, en la Cámara de Diputados, los representantes de los medios de comunicación acreditados pueden acceder a los pasillos de las oficinas para entrevistar a funcionarios y diputados y darlo a conocer a la población.