A pesar de que la autoridad municipal aseguró que la 3 Norte y la 8 Poniente estarían libres del comercio informal, los ambulantes invadieron otra vez estas calles para comercializar sus artículos en víspera de noche de Reyes.

Por: Jesús Viñas

En un recorrido que realizó ­e-consulta, se constató que en la 3 Norte, de la 8 a la 16 Poniente, estaban instalados más de diez puestos, los cuales se encontraban abajo de la banqueta y obstruyeron el paso vehicular.

También, sobre la 8 Poniente y la 10 Poniente hubo presencia del comercio informal ante la presencia de elementos de Seguridad Pública municipal que transitaban en la zona.

Los principales artículos que venden los ambulantes son  juguetes, ropa para bebés y niños y accesorios para dispositivos móviles, los cuales se vendía desde los 20 pesos.

Aunque este medio solicitó una postura de la Secretaría de Gobernación municipal sobre si otorgaron permisos a los ambulantes, no ha habido respuesta alguna por parte de la autoridad.

En días pasados, el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Puebla (Canaco-Servytur), Marco Antonio Prósperi Calderón declaró que si no se llega a acuerdos con los ambulantes, el ayuntamiento de Puebla debe hacer operativos policiacos “más puntuales” para erradicar este problema de las calles del Centro Histórico.

El empresario consideró que los ambulantes “no pueden estar por encima del gobierno municipal” o de un negocio establecido.

Imposible transitar por la 5 de Mayo

Los puestos informales instalados sobre la 5 de Mayo, a partir de la 8 Poniente, ocasionaron que la zona se convirtiera en un “tianguis”, con pocos espacios para que los peatones transitaran por la calle.

Incluso una de las estaciones del programa de bicicletas públicas -que entrará en funciones este año- que se encontraba entre la 10 y 12 Poniente, fue desinstalada debido a que los informales la ocupaban para colocar sus mercancías.

El pasado 19 de diciembre este medio informó que ambulantes adheridos a Antorcha Campesina que están instalados sobre la calle 5 de Mayo, en el Centro Histórico, invadieron las estaciones para el servicio de bicicletas públicas.

Texto publicado originalmente en: e-consulta