La joven poblana y estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Adriana Morales de Florencio, de 23 años de edad, fue reportada como desaparecida desde el pasado jueves 20 de abril en la isla holandesa Bonnaire, ubicada en la zona del Caribe cerca de Venezuela.

Por: Alberto Melchor/Mariano Serrano

A través de redes sociales sus familiares han difundido imágenes e información sobre la joven que laboraba en el crucero “Navigator of the Seas”, de la empresa Royal Caribbean, y que tras desembarcar en el puerto de Kralendijk ya no regresó a la embarcación a la hora de partida.

Medios de aquel país documentaron que la policía local inició una investigación por su desaparición, en donde difundieron imágenes de ella tras su llegada a la isla cuando vestía una blusa negra sin mangas, un pantalón corto tipo short color azul y zapatos negros.

Adriana Morales de Florencio tiene 23 años de edad, es originaria del municipio de Atlixco en Puebla y se encuentra estudiando los últimos a cuatrimestres de la licenciatura en Administración Turística por la BUAP.

Asimismo se sabe que es el segundo contrato que Adriana firma con la empresa Royal Caribbean, ya que hace aproximadamente un año trabajó en un crucero por Puerto Rico.

Sobre este último viaje se informó que ella se encontraba en Miami cuando la empresa decidió firmarla, por lo que se incorporó a la tripulación para participar a bordo hasta el pasado jueves cuando ya no volvió al barco tras desembarcar en Bonnaire.

Pide rector de la BUAP a autoridades hallar a la joven

El rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz, confirmó que Adriana Morales, es alumna de la institución que está en un intercambio académico de la licenciatura de Administración Turística, en la que actualmente tiene un avance del 80 por ciento.

 

Informó que es a través de la oficina de Relaciones Internacionales (RI) que se pidió agilizar los trámites para dar con la estudiante ya que hasta el momento no se tiene ninguna notificación oficial de su desaparición.

El rector señaló que la universidad se enteró vía redes sociales y por las publicaciones locales sobre el caso.

Explicó que el área de Relaciones Internacionales se pondrá en contacto con las autoridades para que se llegue al fondo de la situación y encontrar a la joven estudiante.

Los familiares de la joven hasta el momento no tienen idea de lo que está pasado con su hija, con quien tenían muy poca comunicación debido a la falta de señal de internet producto de su trabajo en alta mar.

Asimismo están buscando el apoyo de las autoridades mexicanas y a su vez del consulado mexicano en Holanda.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: e-consulta