• La temática de este año estuvo dedicada a las mujeres de la diversidad sexual, así como la exigencia de los derechos de este sector de la población

Expansión Política

Después de dos años de suspensión por la pandemia de Covid y pese a un aumento de contagios en la capital, este sábado se llevó a cabo la la 44 Marcha del Orgullo LGBTTTIQ+ de la Ciudad de México con motivo del Día del Orgullo , el cual se conmemora el 28 de junio, y coincidió con el Día Mundial de la Diversidad Sexual (25 de junio), la cual reivindica los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, travesti, transgénero, transexual e intersexuales.

La temática de este año estuvo dedicada a las mujeres de la diversidad sexual, al alto a los discursos de odio, así como la exigencia de los derechos de este sector de la población.

Miles de personas, que se congregaron desde tempranas horas con banderas multicolores y disfraces en el Ángel de la independencia, tenían un buen ánimo, pero se fue apagando conforme avanzaban los minutos, en espera del arranque oficial de la marcha.

La salida oficial de algunos de los contingentes era a las 11:30, la ceremonia de “banderazo” de salida se prorrogó por un problema de logística de los organizadores.

Personajes destacados de la comunidad LGBTI y activistas asistieron a las escalinatas del Ángel de la independencia como invitados especiales. Al estar bajo el sol a plomo, tanto invitados especiales como participantes de la marcha comenzaron a desesperarse y exigían que diera inicio la marcha.

“Vámonos, vámonos”, gritaban los contingentes, mientras la diputada federal trans Sandra Luevano lamentaba el retraso del evento. “Vamos a iniciar, hay que recordar que esta marcha es nuestra, no podemos esperar más, por lo tanto, no más resistencia”, dijo ante el micrófono.

La tardanza de la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, generó descontento entre los asistentes que esperaban el “banderazo” de salida, por lo que recibió abucheos.

Sheinbaum arribó al Ángel de la Independencia a las 12:33, una hora después de lo programado, y sólo pronunció un discurso de un minuto donde dio el “banderazo” de salida y se retiró del lugar, pese a que las organizadoras le pidieron regresar para escuchar el pliego petitorio de la comunidad.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard, quien junto con Sheinbaum aspiran a la presidencia de la República en 2024, lamentó no poder asistir a la marcha debido a que tiene Covid. “Hay que perseverar, imagínense todo lo que se avanzó desde los matrimonios igualitarios que impulsamos en el DF hasta ahora. Abrazo y éxito!!!”, escribió en Twitter.

“YA VOLVIMOS A SALIR”

La marcha inició oficialmente cerca de las trece horas sobre el paseo de la reforma a la altura del Ángel de la Independencia. “No que no, sí que sí, ya volvimos a salir”, se escuchaba en gran parte de los contingentes pues la comunidad se dijo contenta de volver a tomar las calles para exigir sus derechos y pronunciarse en contra de los ataques de odio en su contra.

Roberto, quien se asume gay desde que tenía 15 años de edad, portaba una cartulina con la leyenda “anhelo un México sin homofobia”, pues aseguró que, si bien la Ciudad de México ha tendido pasos agigantados en materia de apertura y derechos a la la comunidad LGBTTI, aún hay expresiones o ideologías que van en contra de este sector de la población.

“Hay muchos lugares donde ya es muy común ver a hombres, mujeres o trans tomados de la mano o dándose muestra de cariño, pero siempre hay personas que aún les molesta, pero también creo que es un tema generacional”, dijo.

En contraste, durante la marcha, decenas de personas mayores de 50 o 60 años, portaban pancartas donde ofrecían abrazos y palabras de aliento en su calidad de padres con miembros de la comunidad LBGTI+ en sus familias.

“Yo tengo a una hija que hace años nos dijo que le gustaban las niñas, lo que hicimos en la familia fue comprenderla y aceptarla, el amor es amor y se manifiesta de diferentes formas, por eso venimos a la marcha, para apoyarla y darle un abrazo a quienes sus papás aún no comprenden esta ideología”, dijo Maricela.

De acuerdo con autoridades de la Ciudad de México, fueron alrededor de 250,000 personas las que asistieron a la 44 marcha del orgullo LGBT+.