La FIL está en una situación económica grave, debido a que en el último año sólo hubo inversiones sin ninguna ganancia

Odemaris González

Con probabilidades fuertes de que se celebre de manera presencial, aunque con algunas actividades que se realizarán de manera virtual, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), se podría realizar este año, comunicó Marisol Schulz Manaut, directora del evento.

“No sabemos cuál es el futuro de la feria, pero gracias a como está el sistema de vacunación en distintas partes del mundo y en el nuestro, hay muchas posibilidades de tener una feria presencial, con todos los protocolos sanitarios y posiblemente, un espacio alterno en el Centro Cultural Universitario (de Guadalajara)”, expresó Schulz.

La directora de dicho evento tuvo participación durante la Xl Semana de Industrias de Entretenimiento, organizada por la Universidad Anáhuac, donde compartió la conferencia “Los retos de las ferias del libro ante la pandemia”. Dando el detalle del lugar donde se realizaría la FIL en forma presencial, la sede principal Expo Guadalajara, mientras que el Ágora Jenkins del Centro Cultural Universitario, será elegido como alternativa al estar al aire libre.

Marisol habló sobre el estado que vivió la FIL el año pasado, al celebrarse de manera virtual a causa de la pandemia de Covid-19 y agregó la situación futura sobre la FIL Guadalajara. 

“Tenemos un déficit, comenzamos 2021 con un problema económico muy serio, porque en la feria sólo hubo egresos y aunque hayamos llegado a 5 millones de personas (en la edición virtual), no tuvimos ingresos. Ese es el reto que tenemos para este año”, indicó, y agregó que cuando las condiciones lo permitan, la FIL se llevará a cabo de forma presencial en su totalidad, aunque “sin dejar de lado, sin soslayar la parte digital, porque eso ya llegó para quedarse”. 

Con más de 30 años de realizarse de forma consecutiva, la feria se había celebrado de manera incesante, siendo posicionada como el encuentro librero más importante en español y será tomado en cuenta para estar dentro de los cinco más relevantes a nivel mundial, a causa del número de visitantes que generaba.

Cabe destacar que en el 2019 se tuvo como país invitado a la India y se realizaron 3 mil actividades con la visita de 841 mil personas, no sólo de México, sino de 47 países más. En 2020 fue una situación totalmente diferente para el encuentro librero.

Como invitado de honor, el emirato Sharja iba a estar en la feria del año pasado, los planes marchaban bien; epidemiólogos habían indicado que “había ciertas posibilidades de hacer una feria presencial”, ciertamente todo iba a favor, sin embargo, Schulz explicó que, durante el verano del año pasado, tras la segunda ola en Europa, observaron que era “arriesgado”.

De último momento se decidió que la FIL sería de manera virtual e implicó un “enorme desafío, porque significó andar un camino que nunca habíamos conocido”, aunque Marisol, la directora, admitió que se tuvieron errores en ocasiones con “apagones”, algo que los hizo volver a programar sus actividades, pero a pesar de las circunstancias y desafíos, fue “una edición exitosa”.

Con un total de 300 actividades realizadas en la FIL, comparando las cifras con las 3 mil actividades de 2019; se pudo realizar un total de 5 millones de interacciones; aunque esto tuvo que originar egresos, sin ninguna ganancia, la directora Schulz admitió que el adeudo que están enfrentando es un reto para este año.