El fuego en un bloque de apartamentos del Bronx, originado por el mal funcionamiento de una estufa eléctrica, deja una docena de heridos en estado crítico

 

El País

 

El mal funcionamiento de una estufa eléctrica provocó este domingo un incendio en un edificio de viviendas en el barrio del Bronx, en Nueva York, que ha causado al menos 17 fallecidos, entre ellos ocho menores de 16 años, y una sesentena de heridos, según han confirmado funcionarios municipales. Las primeras informaciones cifraban en 19 las personas fallecidas, nueve de ellas niños, pero según ha aclarado este lunes el alcalde de la ciudad, Eric Adams, se ha rebajado la cifra de víctimas mortales ofrecida el domingo. Se trata, en palabras de Adams, de “uno de los peores fuegos vividos en la historia moderna. Las cifras son terribles”, ha dicho a la prensa a media tarde del domingo. A última hora de la noche, las autoridades informaron de que 13 de los heridos se encuentran en estado crítico por inhalación de humo y es probable que el número de muertos aumente.

Las llamas comenzaron poco antes de las once de la mañana en un apartamento dúplex situado en las plantas segunda y tercera del bloque, ubicado en la calle 181, parte Este. Cuando los residentes de la vivienda afectada escaparon de las llamas, dejaron la puerta abierta, lo que avivó el fuego y propagó el humo. Los equipos de bomberos llegaron al lugar del suceso tres minutos después del aviso y constataron que el espeso humo negro ya se había apoderado de todo el complejo, lo que impidió que los vecinos tuvieran visibilidad para escapar de las llamas. Los equipos de rescate encontraron personas en parada cardiorrespiratoria en cada una de las 19 plantas del edificio.

Aproximadamente 200 bomberos acudieron al edificio. El jefe del cuerpo, Daniel Nigro, señaló que las víctimas habían sufrido lesiones muy graves por inhalación de humo. “Esto es algo sin precedentes en nuestra ciudad”, apuntó el jefe de los bomberos. En las imágenes distribuidas por la prensa se podía ver a niños recibiendo oxígeno tras su evacuación y los rescates entre columnas de humo por la ventana. Los vecinos afectados, muchos de ellos inmigrantes de Gambia, han descrito a los medios la dificultad que tuvieron para salir porque los pasillos estaban completamente oscuros por el humo. Mientras lo intentaban, escuchaban gritos de niños y ventanas que se rompían.

Las familias de las víctimas se reunieron en una escuela cercana al suceso, donde recibieron las noticias de las muertes. Una de las vecinas del edificio, Cristal Díaz, de 27 años, contó a The New York Post que logró huir del piso 15 junto a sus primos, su tía y su perro. “Estaba tomando un café en el salón cuando olí el humo. Mojamos toallas para ponerlas bajo las puertas. Ha sido todo una locura”, ha relatado. Dilenny Rodríguez, de 38 años, explicó que no dejaba a de oír a niños gritando mientras abandonaba a toda prisa su casa en la novena planta: “Oí a muchos niños. Gritaban ‘ayuda, ayuda, ayuda’. Estaba oscuro, había mucho humo. Esos niños pidiendo ayuda

“Somos una ciudad en estado de shock”, dijo la gobernadora, Kathy Hochul, en una rueda de prensa en la que intentó ofrecer consuelo a los afectados: “No te olvidaremos. No te abandonaremos”. El Departamento de Edificios de la ciudad informó de que el bloque permanecía estable, según una investigación preliminar. La Cruz Roja estadounidense ha ayudado en la tarea de reubicar a los residentes desplazados y la alcaldía ha comenzado una recaudación de dinero a través de su sitio web para apoyar a las víctimas.

El edificio, de 1972, forma parte de un complejo de 120 pisos llamado Twin Parks Northwest creado como un proyecto de viviendas asequibles. El congresista demócrata Ritchie Torres, que representa a esta zona en Washington, advirtió en la cadena MSNBC, según recoge Associated Press, de que muchos de estos edificios “son viejos, no todos tienen una alarma antiincendios ni sistema de irrigación”.

El de este domingo en el Bronx es el segundo incendio grave registrado en un edificio de viviendas en Estados Unidos esta semana. El pasado miércoles, 12 personas, entre ellas, ocho niños, fallecieron en el barrio de Fairmount, en la ciudad de Filadelfia, en una casa que se había reconvertido en dos apartamentos.

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!