Un grupo de agentes pararon labores y tomaron la Dirección de la Policía Auxiliar en Puebla, en reclamo de mejores condiciones laborales y el pago de indemnización a los deudos del comandante José Antonio Cortés Ruiz, quien falleció este domingo a la salida del Sexto Informe del gobernador Rafael Moreno Valle, a bordo de una motocicleta sin frenos, en el camino de San José Chiapa a Oriental.

Los inconformes también exigieron seguro de vida, prestaciones de ley, uniformes y aumento salarial.

Además de la destitución del director de la Policía Auxiliar, Héctor Guillermo de la Peña y Beltrán, a quien acusaron de déspota y de incurrir en abuso de autoridad.

Se trata de la primera manifestación del año de un corporativo policíaco, a la que se han sumado en solidaridad agentes de la Fiscalía de Atención a Delitos de Alto Impacto (FISDAI), por medio de mensajes de denuncia en redes sociales.

Tras el arribo del subsecretario de Seguridad Pública, los uniformados exigieron al funcionario que la Dirección de la Policía Auxiliar deje de ser descentralizada y dependa del gobierno estatal.

También reclamaron que trabajan en pésimas condiciones, 48 horas de manera continua y sin descanso, con salarios míseros y sin prestaciones sociales en beneficio de sus familias.

Reclamaron que la molestia e indignación del corporativo radica en que las autoridades quieren hacer ver que el comandante falleció en durante un asalto en una tienda Oxxo y no en la carretera.

Por esta razón, los agentes convocaron a que este lunes todos los integrantes de la Policía Auxiliar paren labores en forma de protesta.

Cortés Ruiz perdió la vida durante un accidente luego de concluir el informe gubernamental en la planta automotriz Audi, donde fue requerido para reforzar la seguridad.

Los policías auxiliares comentaron que Cortés regresaba a la capital poblana en una motocicleta BMW que se le asignó, la cual no tenía experiencia en el manejo, cuando fue arrollado por un vehículo.

Aseguraron que la motocicleta que se le asignó no es para transitar en autopistas, además contaba fallas mecánicas por falta de mantenimiento.

Las fuentes consultadas informaron que alrededor de las 16 horas, al salir del informe del gobernador, derrapó a bordo de una motocicleta BMW tipo cargo, luego de que presumiblemente le fallaran los frenos.

Mencionaron que el comandante fue atendido y llevado en una ambulancia de la misma Policía Auxiliar al hospital de la corporación en el barrio de Analco en la capital poblana, pero ahí perdió la vida.

A través de un comunicado, el secretario de Seguridad Pública del estado, Jesús Rodríguez Almeida, lamentó la pérdida de la vida del comandante José Antonio Cortés, y afirmó que mantiene contacto constante con su familia ofreciendo el apoyo en gastos y trámites de defunción.

Mientras –se señala- la Fiscalía General del Estado realiza las investigaciones de rigor.

La dependencia informó que el “elemento circulaba a bordo de una motocicleta cuando presuntamente fue impactado por un auto, lo que provocó que José Antonio chocara con una barra de contención, resultando lesionado independientemente de que portaba casco. Fue trasladado en ambulancia e ingresado al hospital para recibir atención médica, sin embargo más tarde falleció”.

Texto publicado originalmente en: La Jornada UNAM