Carolyne Rodríguez

Los regidores electos de Morena, culparon al morenovallismo de desviar la atención del fraude electoral en Puebla, a través de la suposición de divisiones al interior del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). La regidora Rosa Márquez, sentenció que ningún morenista caerá en el juego, pues están convencidos que se debe anular la elección, y el compromiso se demostró durante la mega marcha en contra del fraude electoral, “hay unidad en torno al proyecto que nos llevó a ocupar cargos de representación y es muy importante que eso lo tengamos en el centro”. Agregó que, una vez que se anule la elección, cada persona tomará su rumbo. Además, solicitaron al gobernador del Estado, José Antonio Gali Fayad, dar marcha atrás a la enajenación del inmueble ubicado en la Avenida Reforma 710 del Centro Histórico. Finalmente, los regidores explicaron que este pronunciamiento fue avalado y respaldado por la alcaldesa electa, Claudia Rivera, quien, actualmente, se encuentra en gira de trabajo en Estados Unidos.