Jesús Lemus

La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, sumó “una raya más al tigre”, luego de no ser transparente sobre las obras que pretende ejecutar en el Centro Histórico de la ciudad, así lo declaró la diputada local del Partido Encuentro Social (PES), Nora Merino Escamilla, luego de conocerse que la Secretaría del Medio Ambiente del gobierno estatal aún no tiene los informes sobre impacto ambiental de las obras.

La también presidenta de la Comisión del Medio Ambiente, en el Congreso del Estado, dijo que no se puede anunciar una mega obra, cuando ésta no cumple todos los requerimientos ante las instancias correspondientes.

Dijo que la petición de la dependencia estatal no debe interpretarse como un revanchismo político hacia la alcaldesa, toda vez que es una obligación garantizar que cualquier obra, sin importar la administración, cumpla con los requerimientos de ley.

Opinó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH también debe exponer una copia del proyecto, que sigue sin conocerse, pero, sobre todo, aterrizarse ante los empresarios que temen por el cierre de sus negocios con estos trabajos de remodelación.

“Me preocupa esta actitud y forma del Ayuntamiento de Puebla, falta claridad en el tema y, por decirlo de alguna manera, se suma una raya más al tigre, porque no puedes anunciar una obra, sin que antes tengas todos los permisos correspondientes”.