María Muñoz

El Ayuntamiento de Puebla gastó 1 millón 100 mil pesos en la elaboración de un estudio que permitió conocer si la restricción de horario de venta de alcohol en tiendas de conveniencia redujo o no los índices delictivos, evidenció el regidor del PRI, Iván Galindo Castillejos.

Al respecto, denunció que los regidores del tricolor no estaban enterados del monto destinado para tal efecto, y por ello adelantó que solicitará el estudio para revisarlo y luego emitir una postura.

Empero, consideró que la Comuna que encabeza Luis Banck Serrato tiene “estuditis” debido que ha realizado diversos estudios para proyectos –que incluso no se han llevado a cabo-.

“La verdad nos toma por sorpresa a nosotros los regidores del PRI sobre todo porque es más “estuditis”. La dinámica de esta administración es que para todo hace estudios y estudios caros. Además, contantemente hacen profundos y exhaustivos análisis de lo obvio”, mencionó el también presidente de la Comisión de Servicios Públicos del Cabildo.

En este tenor, opinó que el dinero gastado bien pudo invertirse en otra cosa en beneficio de la población, incluso enfatizó que la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) debería ser la encargada de analizar los resultados que dejó la restricción de horario de venta de alcohol en tiendas de conveniencia, especialmente OXXO.

“1 millón 100 mil pesos por este estudio se nos hace excesivo y fuera de lugar, además de que nunca se nos dijo a los regidores del PRI. Los resultados de saber si la medida que tomó el Cabildo tuvo impacto en la incidencia delictiva pues es lo puede aportar la SSPTM”, reiteró.

Es importante precisar que dicha prueba piloto comenzó en agosto pasado y venció en diciembre del año pasado. Hasta este momento, la Comuna no ha dado a conocer los pormenores del mismo que en su momento se dijo que el objetivo era reducir los índices de violencia en inmediaciones de este tipo de establecimientos y principalmente en las 25 colonias más vulnerables de Puebla Capital.