Omar Sánchez

La edición 68 de la Feria de Cholula que se realizará del 1 al 16 de septiembre en la Explanada Soria-Xelhua, frente a la Gran Pirámide de Cholula, se espera una afluencia de 100 mil visitantes, sin embargo, aunado a que San Andrés Cholula realizará su Festival Gastronómico durante esas mismas fechas, ambas autoridades comenzaron con una coordinación a fin de respetar sus límites territoriales. Así lo expuso el titular de Gobernación del Ayuntamiento cholulteca, Carlos Ponce Quijano, quien admitió que la edición de la feria de este año nuevamente fue concesionada a un particular, sin embargo, tocará a los empresarios, así como al área de Normatividad Comercial, quienes regulen las quejas de los comerciantes inconformes. En ese sentido, detalló que la Feria de Cholula, en honor a la Santísima Virgen de Los Remedios, se establecerá en la Explanada Soria-Xelhua, sobre la calle de la antigua vía del tren así como sobre las calles Morelos y 7 Poniente, mientras que el milenario trueque se realizará en la Plaza de La Concordia, como ha sido año con año. Ante esto, refirió que comenzaron a dialogar con sus homólogos de San Andrés Cholula, a fin que exista una coordinación en materia de seguridad pública durante las dos semanas de feria, además de respetar sus fronteras, toda vez que el municipio vecino alega que llega hasta la estación del Tren Turístico, mientras San Pedro Cholula hasta el Museo de Sitio del INAH. “Estamos en ese diálogo por el tema de límites territoriales, hemos sido muy claros nosotros que esta feria de Cholula es realmente de San Pedro Cholula. En estos momentos estamos poniéndonos de acuerdo con San Andrés sobre el tema de límites, además su feria no es tradicional, pero estamos en la mejor disposición de trabajar en favor de los que nos visiten y de las familias de ambos municipios”, subrayó Ponce Quijano. Finalmente, ventiló que el departamento que encabeza, comenzó a girar oficios a los distintos templos asentados en la cabecera municipal, a fin de que no detonen cuetes y demás artículos pirotécnicos durante las celebraciones a la Santísima Virgen de Los Remedios, ante la sensibilidad de algunos templos tras los sismos de septiembre del año pasado.