SinEmbargo

 

La producción industrial en México creció un 9.9 por ciento interanual en los primeros cinco meses de 2021 tras el repunte de mayo del 36.4 por ciento, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato del Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) de enero a mayo fue resultado del aumento de la manufactura (15 por ciento), de la construcción (8.5 por ciento) y de la minería (0.9 por ciento), contrarrestado parcialmente por la caída de la generación y transmisión de energía eléctrica, agua y gas (2.5 por ciento), precisó el organismo en un comunicado.

Mientras que en el quinto mes del año, la actividad industrial remontó un 36.4 por ciento gracias al empuje de la manufactura (48 por ciento), la construcción (45 por ciento), la minería (8.9 por ciento) y la generación de electricidad (8.7 por ciento).

El gran crecimiento interanual de mayo de 2021 se debe a que en el mismo mes de hace un año la pandemia del coronavirus llevó al cierre de todas las actividades no esenciales, afectando especialmente la manufactura y la construcción.

En cifras desestacionalizadas, la actividad industrial creció apenas un 0.1 por ciento en mayo respecto al mes previo por el alza de la construcción (2 por ciento), la generación de electricidad (1.3 por ciento) y la minería (1 por ciento), en tanto cayó la manufactura (0.7 por ciento).

«Después de haber caído 0.3 por ciento mes contra mes en abril 2021, la actividad industrial creció sólo 0.1 por ciento en mayo 2021, ralentizando el ritmo de su recuperación», explicó en Twitter el presidente del Inegi, Julio A. Santaella.

La pandemia del coronavirus llevó a las autoridades a ordenar la paralización de todas las actividades no esenciales en abril y mayo del 2020.

En junio de 2020 comenzó la llamada «nueva normalidad», con una apertura gradual de la economía y las actividades sociales.

La actividad industrial se desplomó un 10 por ciento en 2020, una caída que se suma al descenso del 1.8 por ciento en 2019 y es un reflejo de la debilidad económica de México.

El producto interno bruto (PIB) mexicano se contrajo un 8.2 por ciento en 2020, su peor desplome desde la Gran Depresión de 1932, y se estima un repunte incierto para 2021 de entorno al 6 por ciento.

En 2019, la caída del PIB fue del 0.1 por ciento.

El Inegi destacó que, con el propósito de mantener la oferta de información estadística de coyuntura que se divulga para el total del país acerca de las actividades secundarias, o industriales156, representada por el Indicador Mensual de la Actividad Industrial, se presenta la información referida a la actividad industrial en el ámbito de las entidades federativas.

En este sentido, las entidades que en términos reales reportaron los mayores incrementos mensuales con cifras ajustadas estacionalmente en su Actividad Industrial fueron: Coahuila de Zaragoza, Michoacán de Ocampo, Nayarit, Morelos, Guanajuato, Nuevo León y Puebla en marzo de 2021.

En su comparación anual, las entidades que mostraron los aumentos más significativos en términos reales en su Producción Industrial fueron: Aguascalientes, Nayarit, Chiapas, Oaxaca, Coahuila de Zaragoza y Durango, con cifras desestacionalizadas.

También se presentan los resultados de las cifras originales para el total de la actividad industrial y cada uno de los sectores que componen la actividad industrial estatal.

Así, en el sector de la Minería destacaron las reducciones anuales en Quintana Roo, Tamaulipas y Baja California Sur; en la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas por ductos al consumidor final sobresalieron las caídas en Guerrero, Yucatán y Campeche; en la Construcción los descensos en Tlaxcala, Tamaulipas y Chihuahua, y en las Industrias manufactureras sobresalen los ascensos a tasa anual en Aguascalientes, Coahuila de Zaragoza, Oaxaca y Baja California, principalmente.