• El mandatario lamentó que administraciones pasadas permitieran la construcción de espacios especiales para internos, mismos en los que eran cometidos diversos ilícitos

  • Recalcó que su gobierno concluyó el derribo de más de 100 departamentos al interior del penal de San Miguel

Redacción

Al destacar que en Puebla se acabaron las zonas de confort y exclusividad al interior de penales, el gobernador Miguel Barbosa Huerta recalcó que su administración no permitirá que regresen los pagos ilegales para que personas privadas de la libertad tengan privilegios y realicen acciones impunemente.

En videoconferencia de prensa, el titular del Ejecutivo lamentó que gobiernos pasados permitieran la construcción de espacios especiales para internos, como los departamentos en el penal de San Miguel, mismos en los que eran cometidos diversos ilícitos.

En este sentido, destacó que dichas edificaciones, que eran una muestra de la corrupción del pasado, ya fueron derribadas en su totalidad. Agregó que el Gobierno del Estado hizo una certificación notarial por todo este proceso para dar certeza de las labores emprendidas.

Barbosa Huerta manifestó que su administración no ha sido omisa ante la situación que se vive en los penales, además de que hay todas las supervisiones correspondientes para evitar que la autoridad esté vinculada con los internos.