El pasado domingo, cuatro adolescentes de entre 15 y 17 años, grabaron la agresión y violación que le hicieron a una joven discapacitada de 24 años dentro de un autobús que hacía su recorrido sobre la avenida llamada Casablanca, en Marruecos.

 

El vídeo muestra a la víctima medio desnuda, gritando y suplicando a sus agresores que la dejen tranquila por lo cual ellos la ignoran y la violan en el interior del transporte público. Cabe mencionar que el resto de pasajeros y el conductor no hacen nada por detener la agresión sexual a la joven.

 

La compañía de transportes Mdina Bus, responsable de los autobuses en la localidad marroquí, dio a conocer un comunicado en el que defiende al conductor, alegando que no pudo reaccionar en tan poco tiempo y que “los conductores son diariamente objeto de agresiones y amenazas” y que “en ningún momento dudan en ponerse en riesgo para garantizar la seguridad de los viajeros”.

 

Ver imagen en Twitter

Las cifras oficiales sobre el acoso a la mujer en Marruecos son negativas y apuntan a un problema social. Casi 2 de cada 3 mujeres marroquíes son víctimas de violencia. En un estudio sobre la cuestión en 2009, reveló que el 62,8% de las mujeres afirman haber sufrido violencia psicológica, física, sexual o económica en el año previo a la encuesta.

 

La agresión ocurrida el pasado viernes 18 de agosto, no fue denunciada ni por la víctima ni por el conductor. Por lo tanto la detención de los presuntos autores, ha pasado a disposición judicial según el Ministerio del Interior.

Texto publicado originalmente por: ADN40