Ricardo Anaya recibió un citatorio de la FGR, pues es acusado de varios delitos, como enriquecimiento ilícito. Él dice que no asistirá; en ese caso, la Fiscalía puede solicitar su detención

Expansión Política 

Ricardo Anaya Cortés, excandidato presidencial y exdirigente nacional del PAN, enfrenta por segunda ocasión una indagatoria por parte del Ministerio Público federal. La primera fue en 2018, en pleno proceso electoral, cuando la entonces Procuraduría General de la República (PGR, hoy fiscalía) lo acusaba de presunto lavado de dinero, delito del que fue exonerado el mismo año.

Ahora, la Fiscalía General de la República (FGR) lo investiga una vez más por supuesto lavado de dinero, así como por enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita; algo que él acusa como una “persecución política” que lo habría obligado a salir del país.

Ricardo Anaya fue notificado para declarar este jueves ante un juez del Reclusorio Norte, pero ¿esto qué significa y que podría pasar si no cumple el citatorio? Expertos en materia penal consultados por Expansión Política lo explican.

 

¿Dónde está Ricardo Anaya?

 

Hasta este momento no se sabe si el excandidato presidencial realmente abandonó el país, como anunció hace unos días a raíz del citatorio, y mucho menos cuál sería su destino.

El pasado 23 de agosto, Ricardo Anaya anunció que se exiliaría fuera del país debido a la “persecución política” que, acusó, sufre por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador al ser citado por la FGR.

“El exilio es una decisión bien dolorosa (…) En tiempos de autócratas como López Obrador, el exilio es la única alternativa para poder seguir luchando (…) Yo no me escondo ni huyo, me exilio con mucho dolor de mi país para seguir luchando, (Andrés Manuel) no te vas a deshacer de mí”, dijo Anaya en un video.

Gerardo Loyo, profesor de Derecho Penal de la UNAM, consideró que es apresurado que Ricardo Anaya diga que saldrá del país por una “persecución de tinte político”, pues este citatorio es solo la parte inicial del proceso de su caso.

“Me parece muy aventurado este mensaje, sabiendo el estado en que se encuentra (su proceso), y aun así, si es un hombre que cree en la justicia, pues tendría que acatar los mecanismos que hay de defensa para poder demostrar su inocencia y no recurrir a la más fácil, que puede interpretarse como sustracción de la acción de la justicia”, dijo en entrevista.

 

¿Cuáles son las acusaciones de la FGR contra Anaya?

 

La investigación contra Ricardo Anaya está basada en las declaraciones que hizo ante la FGR el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien lo mencionó como parte de los legisladores que recibió sobornos para aprobar la reforma energética del entonces presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

La acusación en contra del panista por los supuestos sobornos —que ascienden a 6 millones 800,000 pesos —se presentó desde el 11 de agosto de 2020 por parte de Emilio Lozoya e involucra a otros políticos, como el exsenador Jorge Luis Lavalle, quien actualmente enfrenta su proceso en el Reclusorio Norte.

Pero a esta se suman las acusaciones contra Anaya por presunto enriquecimiento ilícito, operaciones con recursos de procedencia ilícita y recaudación fiscal, hechas en 2018 por Movimiento Consenso Ciudadano Querétaro, que lo señala de haberse beneficiado a través de la Fundación por más Humanismo, de filiación panista.

Mientras que la investigación por lavado de dinero y tráfico de influencias proviene de la denuncia presentada, también en 2018, por el entonces senador del PAN, Ernesto Cordero, por la supuesta compra-venta irregular de una nave industrial; esta es la acusación de la que posteriormente Anaya fue exonerado por la PGR.

De comprobarse la responsabilidad de Ricardo Anaya en todos estos delitos, podría alcanzar una pena de hasta 30 años de prisión.

“Por lo que entiendo podrían sumar 30 años de prisión, pues se trata de delitos graves. En caso de que llegue a ser vinculado a proceso, en principio él tendría que seguir su defensa en prisión preventiva”, explicó José María Soberanes, investigador de la Universidad Panamericana.

 

¿Qué pasa si Anaya no acude al citatorio?

 

La audiencia inicial de Ricardo Anaya está programada para este jueves a las 10:00 horas. Tiene que presentarse ante un juez federal del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte para declarar por los delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa.

Sin embargo, Anaya ya anunció que no se presentará pues, acusó, corre el riesgo de ser detenido al finalizar la audiencia. “Claro que soy inocente, pero sé perfectamente que si entro al Reclusorio, pues no me van a dejar salir”, dijo el panista en su video del 23 de agosto.

Adriana Greaves, cofundadora de la organización Tojil, expuso que si Ricardo Anaya Cortés, en calidad de imputado, fue debidamente notificado a la audiencia inicial y no comparece sin motivo alguno, el juez podría dictar una orden de comparecencia y llevarlo a través de la fuerza pública, como establece el artículo 141 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

“O si se advierte que existe riesgo de que se sustraiga de la acción de la justicia, se podría dictar orden de aprehensión en su contra con la finalidad de asegurarse de su presencia en el proceso”, indicó la abogada del ITAM.

Greaves puntualizó que Ricardo Anaya sería declarado “sustraído a la acción de la justicia” si, en su caso:

  1. a) Evadiera la citación judicial.
    b)Se fugara.
    c)Se ausentara de su domicilio sin dar aviso a las autoridades, por lo que el Ministerio Público podría solicitar al juez una orden de aprehensión en su contra, y más aún si el delito por el que se le acusa merece pena de cárcel, como es el caso.

Pero antes de cualquiera de estos escenarios, Gerardo Loyo aclara que, para empezar, el hecho de que el citatorio esté domiciliado en el Reclusorio Preventivo Norte no indica que Anaya va a ser privado de la libertad, sino que las oficinas de la Fiscalía General que atienden el proceso están domiciliadas en ese juzgado.

“No es que de inmediato te citen, te ‘mientan’ y te hagan cumplimiento de una orden de aprehensión, como él lo está diciendo ahora. Además, con todo este tema de la pandemia, es probable que la audiencia sea por medio electrónico, a través de zoom u otra plataforma. Es decir, solo puede privar de la libertad si comete un delito en la flagrancia, que no es el caso, o bien que tengan datos suficientes y giren un orden de aprehensión para iniciar un proceso penal”, detalló.

En tanto, José María Soberanes descartó que este citatorio tampoco le quita a Ricardo Anaya la posibilidad de ser candidato en las elecciones presidenciales de 2024, como él acusa.

“Anaya podría eventualmente puede candidato, esto no le va a cambiar en nada su situación jurídica. Estos son procesos penales, y en el proceso pena una persona no puede haber consecuencias si alguien no es oído y vencido en juicio”, refirió.

Respecto al exilio, el abogado constitucionalista menciona que si Anaya Cortés salió del país, como afirma, tampoco cambia su situación jurídica, pues de todos modos debe presentarse las veces que sea requerido y tiene que ser oído por un juez.

“Para que su situación jurídica cambie, la Fiscalía General la República tendría que acudir ante un juez y pedir una orden de aprensión en su contra o solicitar una orden de aprehensión”, agregó Soberanes.

 

¿Qué dice AMLO sobre el caso Anaya?

 

El 23 de agosto, el día en que Ricardo Anaya dio a conocer que fue citado a la audiencia inicial, el presidente López Obrador le pidió enfrentar su situación legal, al mismo tiempo que afirmó que no está interesado meterlo a la cárcel.

“Yo creo que él no irse del país, sino enfrentar su situación, porque el que nada debe nada teme. Él debe presentar pruebas, hablar con la verdad; si tiene su conciencia tranquila, no afecta ir a la cárcel cuando uno es inocente”, declaró al respecto en una conferencia de prensa.

Este miércoles, en otra conferencia, el mandatario federal pidió a la FGR y al Poder Judicial informar a la opinión pública por qué citaron a declarar a Ricardo Anaya en la investigación contra Emilio Lozoya, para que el asunto no quede en especulación.

“Es más si la Fiscalía y el Poder Judicial no lo dan a conocer, yo voy a insistir en que se transparente el proceso, porque sino él va a seguir hablando y la gente puede confundirse, y cómo tiene tanto apoyo en los medios, porque hasta lo protegen”, acusó.

López Obrador también calificó de “marrullería” el hecho de que Ricardo Anaya condicione si se presenta o no ante un juez, basándose en el caso de los hermanos del presidente, quienes han sido exhibidos recibiendo dinero para la campaña electoral de 2015.

“Es una marrullería, una maniobra, ¿quién lo manda a agarrar dinero? Que sirva esto de experiencia para los jóvenes que no se trata de triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de cualquier índole”, manifestó el mandatario.