Ya ha pasado un mes después de  aquel 19 de septiembre, en dónde todo ha vuelto a la normalidad para aquellos que no sufrieron daño alguno.

369 personas se quedaron sin ver el mañana, miles de familias aún viven con el dolor al recordar que hace un mes  a las 13 horas con 13 minutos aún tenían a un familiar con vida.

 

Aquel 19 de septiembre muchos lloraron y se unieron, una solidaridad que impresionó al mundo, dejó al recuerdo lo que es México  en momentos de crisis; pero hoy muchos vuelven a la normalidad, hoy a muchos se les olvida que el  terremoto dejó a ciéntas de personas sin hogar.

 

A pesar  del miedo que aún sienten al caminar o al subir un edificio e incluso a dormir y no despertar por algún suceso, estamos unidos  y saldremos como nación juntos y no olvidemos a los que aún nos necesitan.