El presidente municipal, Luis Banck Serrato reprobó la decisión de la  Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que consiste en que 850 reos de la Ciudad de Puebla puedan ser juzgados nuevamente por el, ya actualizado, Sistema Acusatorio, y debido a esto puedan obtener su libertad.

Luis Banck dijo que se blindará  a la capital y a sus 17 juntas auxiliares para que Puebla no se convierta en la sede de los delincuentes. La Administración Estatal y Municipal trabajarán en conjunto con el Congreso de la Unión para que los diputados modifiquen el Sistema Penal de Justicia Acusatorio para que, de esa forma, los delncuentes no recuperen recuperen su libertad.

Tanto el Gobierno Municipal y Estatal trabajan en conjunto para que los legisladores federales poblanos obtengan un resultado favorable con el fin de que  los malhechores no salgan en total libertad y hagan de nuevamente sus fechorías que afecten a la capital poblana y sus habitantes.

Con información de: Intolerancia Diario

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA