La dependencia detalló siete periodistas y dos defensores, de los asesinados, eran beneficiarios del mecanismo de protección que otorga el gobierno

Expansión Política 

La Secretaría de Gobernación (Segob) informó que de diciembre del 2018 a la fecha 43 periodistas y 68 defensores de los derechos humanos han sido asesinados en el país.

En un comunicado, la dependencia federal precisó que siete periodistas y dos defensores eran beneficiarios del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Segob.

Este mecanismo es una “garantía de protección a derechos humanos erigida dentro del Estado mexicano para salvaguardar la vida, integridad, libertad y seguridad, de quienes ejercen el periodismo, la defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión”.

La Segob destacó que el mecanismo cuenta con 1,478 personas beneficiarias de la mayoría de las entidades federativas. No obstante, en solo seis estados del país se cuenta con organismos locales de protección en esta materia: Ciudad de México, Veracruz, Colima, Guanajuato, Guerrero y Puebla.

“Desde el inicio de esta administración el Gobierno de México ha fortalecido el mecanismo a fin de generar más cobertura y atención a esta problemática, puesto que, a partir de diciembre de 2018 a la fecha, ha incrementado el número de personas beneficiarias en más del 80%”, informó la Segob.

La dependencia federal, que encabeza la secretaria Olga Sánchez Córdero, detalló además que de 2019 al 2020 el gobierno federal ha destinado 783 millones de pesos a este mecanismo, mientras que en este año se aprobó un presupuesto de 227.6 millones de pesos y se solicitó una ampliación de 189 millones de pesos, lo cual daría un presupuesto total para 2021 de 416.6 millones de pesos.

La Segob reconoció que “el nivel de riesgo” que sufren periodistas y defensores es un “elemento que visibiliza la crisis de derechos humanos” en México.

La funcionaria señaló que existe una ruta para realizar acciones de fortalecimiento para el mecanismo, la cual se centra en los siguientes puntos:

  1. a) Cumplimiento de la totalidad de las recomendaciones emitidas por parte de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas en México, dentro del Diagnóstico para el Fortalecimiento del Mecanismo.
  2. b) La revisión del marco normativo sobre la protección a periodistas, así como el establecimiento de mecanismos de coordinación entre la federación y los estados para la efectiva protección a periodistas.
  3. c) La promoción de diagnósticos estatales de prevención para identificar las agresiones por municipios y anticipar los fenómenos que las detonen.

“En la Secretaría de Gobernación asumimos nuestra obligación como institución operadora del mecanismo de protección frente a los derechos que tienen periodistas y personas defensoras para ejercer de forma libre y segura su labor, sin embargo, esta obligación requiere de una respuesta de Estado en la que entidades federativas y demás poderes públicos se involucren de forma más activa en esta materia”, apuntó la dependencia federal.

En abril de 2021, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) advirtió que México continúa siendo uno de los países más peligrosos del mundo para la prensa.

Según la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 , que anualmente evalúa la situación para ejercer el periodismo, México ocupa el lugar 143 de 180 países y territorios evaluados en esta materia.