Home TEMAS DEL MOMENTO Los empleados deben preocuparse por la fatiga después de sus labores
Los empleados deben preocuparse por la fatiga después de sus labores

Los empleados deben preocuparse por la fatiga después de sus labores

16
0

La fatiga podría parecer un problema común, que a todo el mundo le puede suceder, pero, ¿qué pasaría si el médico que está a punto de operarte llevara más de 15 horas de trabajo continuo?

Tres ejemplos lapidarios:

Ejemplo 1. ¿Qué pensarías si supieras que el doctor que está por operarte lleva 15 horas de trabajo continuo?

Ejemplo 2. ¿Te subirías a un autobús turístico manejado por un chofer que lleva tres viajes seguidos de carretera sin una pausa para descansar?

Ejemplo 3. ¿Tendrías inconveniente en subirte a un avión piloteado por alguien que tuvo una noche difícil y no pudo conciliar el sueño en toda la noche?

La fatiga, hasta antes de estos tres ejemplos, podría parecer un problema común, que a todo el mundo le puede suceder, pero que en realidad no es para tanto.

Sin embargo, el cansancio acumulado no es un tema menor en el mundo laboral mexicano, en donde cada empleado pasa 2 mil 246 horas al año en su trabajo, cifra con la que encabeza a la OCDE –muy por encima de, por ejemplo, las mil 371 horas al año de cada alemán–.

“Vemos que los países más competitivos trabajan cada vez menos. México ocupa el lugar 51 en el Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial, pero es uno de los que más tiempo pasa en la oficina”, dice Jaime Cardozo, director de marketing de Kronos, firma dedicada a soluciones de administración de la fuerza laboral a través de la nube, durante la presentación del estudio “Fatiga en las Organizaciones”.

La fatiga podría ser una de las razones que dejan a México rezagado: demasiadas horas de trabajo es igual a personal cansado, lo que a su vez provoca una baja calidad en resultados o una pobre productividad.

“Los resultados del estudio muestran que por un lado los líderes consideran que el impacto más grande del agotamiento radica en la baja productividad, y, además para el 94% de ellos es un tema muy preocupante. Paradójicamente, no consideran al agotamiento como una causa principal de rotación. Esto nos indica que la fatiga no es medida y no existen estrategias para combatirla”, se lee en los resultados del estudio.

La afectación por el cansancio acumulado no sólo impacta al individuo, sino que repercute, normalmente, en la empresa: golpea la productividad, por lo tanto, el negocio pierde en rentabilidad y utilidad; se detecta un incremento en el ausentismo laboral; hay un mayor riesgo de accidentes que pueden afectar a terceros; aumenta el costo de las primas de seguros, lo que se suma a los gastos de la compañía.

Identificar y corregir

“La fatiga es mal funcionamiento físico o mental causado por falta de sueño o cansancio: el cansancio físico es más fácil de identificar, pero el agotamiento mental tiene otro tipo de connotaciones y comportamientos”, explica Cardozo en entrevista con Alto Nivel.

El empleado fatigado mentalmente es aquel que empieza a parecer irritable sin motivo aparente, que da muestras de una comunicación pobre con sus compañeros, que provoca roces con sus compañeros o sus superiores y que, normalmente, presenta una baja notable en su rendimiento.

El estudio de Kronos, para el que se aplicó una encuesta a 100 líderes de recursos humanos de empresas de distintos rubros y escalas, detectó que no hay un procedimiento establecido para identificar y darle una solución a los problemas de fatiga en la gran mayoría de los casos, por lo que resulta vital que el agotamiento de los empleados cambie de lugar en las prioridades de los departamentos de RH.

A pesar de esto, los encuestados definieron las causas del agotamiento bajo el siguiente orden: el 54% destacó que la fatiga es provocada por una carga de trabajo excesiva o demasiadas horas extra; en segundo lugar, los empleados no ven cómo se vincula su rol con la estrategia y objetivos de la compañía (19%), mientras que, para el 15%, la fatiga es causada por falta de compañeros con habilidades correctas.

A partir del estudio y de las distintas conclusiones que se obtuvieron, el experto pone a discusión las siguientes estrategias para prevenir la fatiga de los empleados y ascender en la productividad y en la calidad de resultados:

  • Cargas de trabajo adecuadas: horarios bien definidos para cada empleado y turnos adecuados son una medida básica para cualquier tipo de negocio.
  • Definición y vinculación de los objetivos de cada persona con los de la estrategia de negocios. Que cada empleado se sienta parte del proyecto y que sus objetivos puedan ser medibles, alcanzables y relevantes generarán colaboradores más productivos y menor frustración en el entorno laboral.
  • Equipos de trabajo adecuados: contar con compañeros con las habilidades correctas y equipos interactivos repartirán de forma más equitativa la carga de trabajo.
  • Compensaciones: bonos por productividad y por asistencia puntual motivarán al empleado a rendir mejor dentro de su horario de trabajo.
  • Enfoque en el personal: Agregar beneficios como prestaciones en clubes deportivos o fomentar un balance adecuado entre vida personal y trabajo elevarán la calidad de vida de los empleados. De igual forma, detectar a los líderes y empleados que promueven las horas extras o se quedan más tiempo en la oficina, pues podría tratarse de casos de baja productividad o carga excesiva de responsabilidades.

Texto originalmente publicado por: Alto Nivel

(16)

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com